Bodas

Bodas en primavera

Con la llegada de la primavera comienza una nueva época del año donde la mayor cantidad de horas de luz y el aumento de las temperaturas nos incitan a pasar más tiempo al aire libre disfrutando con familia y amigos. Se trata de la temporada ideal para dejarse inspirar por la innumerable cantidad de ideas sobre la celebración de bodas de todo tipo que pueden ir desde las más clásicas y tradicionales hasta los más originales y divertidas.

Elegir bien el entorno ideal es uno de los factores clave a la hora de empezar a planificar cualquier tipo de ceremonia. Ya sea en una playa paradisiaca, en un jardín idílico o en un castillo de estilo medieval siempre es importante adaptar el tipo de boda que queremos celebrar al entorno donde se va a llevar a cabo la ceremonia. Por lo que no se debera exigir vestir de etiqueta a los invitados si vamos a pasar un día a la orilla del mar además de tener en cuenta que las temperaturas pueden variar a lo largo del día ya que el clima primaveral se caracteriza por ser muy cambiante.

Decorar las mesas de los invitados con flores naturales es siempre una idea original y divertida con la que dar un toque de color especial a nuestro evento, elegir la misma gama cromática para toda la decoración floral ayudará a crear un estilo elegante y uniforme donde los pequeños detalles destacan por su naturalidad y frescura. También podemos añadir otro tipo de elementos decorativos como velas, lámparas o pequeños cristales de colores que ayuden a crear escenarios únicos repletos de encanto.

La elección del menú será otro de los aspectos fundamentales que marcarán el carácter de nuestra futura boda. En la actualidad, existen tantas opciones disponibles como gustos diferentes que pueden ir desde los menús más informales y desenfadados como los distintos buffets de aperitivos y las originales barras de sushi hasta los más recargados que constan de numerosos platos y finalizan con la tradicional tarta nupcial. Es importante tener en cuenta el horario de celebración de la ceremonia, ya que normalmente en las bodas que tienen lugar por la noche se suele servir un menú más ligero y variado, mientras que las celebradas durante el día permiten degustar una mayor cantidad de platos a lo largo de todo el día.

Todas las opciones tienen un encanto diferente, especialmente las bodas celebradas en primavera donde existen infinidad de ideas originales con las que hacer de ese día tan especial un momento único e irrepetible.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *