Página principal >  Fiesta de la Boda >  Vestidos de dama de honor >  Rojo
Los vestidos de la dama de honor rojos se hacen en diversos diseños para que la novia pueda tomar el control de cómo el factor del chisporroteo que seguramente se desbordará en el día de la boda.
Viendo 1 a 24 (de 38 productos)

1  2

 Ir a 

  •   Ver:  
  • Lista Red Galeria
  • Todo Envío Gratis
  • Ordenado Por:
  • Mostrar:

1  2

 Ir a 

En la celebración de una boda, las damas de honor por lo general representan una de las piedras angulares de este tipo de ceremonias, ya que además de ser personas realmente importantes en la vida de los futuros esposos, destacan por su apoyo incondicional durante la organización de la boda, convirtiéndolas en las mejores aliadas de la novia, quien usualmente está saturada de responsabilidades para que todo resulte lo más maravilloso posible ese día tan especial.

Aunque su leal ayuda no es una obligación, ya es casi una costumbre que las damas de honor terminen involucrándose en darle forma a este ritual de amor; por ello, el día de la ceremonia se les da un merecido lugar justo al lado de los novios, que inclusive las hace resaltar entre el resto de los invitados, lo cual nos lleva al tema de la elección de los vestidos de este grupo de valiosas mujeres.

Normalmente, la selección de estos vestidos va muy de la mano con estilo de la boda y corre por decisión de la novia. Sin embargo, lo más correcto es que entre la novia y las damas de honor establezcan un acuerdo, evaluando posibles opciones con la finalidad de mantener a todas satisfechas, sin que ninguna se sienta desfavorecida.

En caso que se quiera proyectar seguridad, femineidad y elegancia, inclinarse hacia tonos rojizos siempre es una excelente alternativa para complementar al vestido central de la novia. El rojo tiene mucha fuerza y personalidad irradiando alegría donde vaya, sin embargo, se deben tener ciertas consideraciones al momento de armar el outfit completo.

En el contexto de las damas de honor, cuando se trabaja sobre una sola gama de colores, cabe la posibilidad de usar el mismo tono de rojo en todos los vestidos por igual o variar entre matices de rojo, manteniendo la armonía del color. Una vez establecido esto, no está de más valorar lo que se considera más apropiado para acompañar un conjunto de tanto protagonismo.

A grandes rasgos, lo más adecuado es utilizar accesorios y calzado de colores más neutros, o en el caso de querer hacer contraste, siempre buscar que no sea excesivamente llamativo.

Con relación a lo anterior, sin importar si se prefieren sandalias, tacones cerrados u otro modelo, se puede optar por un look monocromático que refuerce el rojo del vestido; incorporar otros colores como el sofisticado blanco, el clásico negro que combina con todo, colores nude, marrones o incluso dorado y plateado para un toque más glamuroso que de hecho van muy bien cuando la tela del vestido es satinada. Ya en lo que se refiere a accesorios como collares, pendientes y brazaletes, pueden combinarse con el color de los zapatos, utilizando colores parecidos.